Cómo aceptar regalos

Todas las mujeres aman los regalos. Especialmente si se presentan con las manos de un ser querido. Este es un evento muy agradable, emocionante y alegre.

Pero, como muestra la práctica, la mayoría de las mujeres viven con un hombre durante muchos años, sin esperar el tan esperado anillo de oro o el ramo de rosas favoritas. La mujer comienza a atormentar las preguntas: "¿Por qué mi hombre no quiere dar regalos?" "¿No me ama?" "¿Es codicioso?" "¿Tiene otro?" En las profundidades del alma, una queja se arrastra sobre un ser querido, sentimientos de insatisfacción, inseguridad y autocompasión.

De hecho, sin excepción, a los hombres les encanta dar regalos. Este es uno de sus verdaderos destinos: cumplir los deseos de una mujer y complacerla. Según los psicólogos, la renuencia de los hombres a dar regalos surge de la renuencia de las mujeres a aceptarlos.

Todo hombre, después de haberle dado un regalo a su amante, quiere ver en sus ojos deleite, felicidad y notas de sincera alegría. No es suficiente para él escuchar una respuesta seca "Gracias. Muy agradable" o irritado "No me gustan esas cosas". Hablando estas palabras, las mujeres mismas matan en los hombres el deseo de dar regalos.

Para que un hombre amado dé sorpresas agradables con mayor frecuencia, una mujer necesita encender este deseo en él, es decir, aprender a recibir los regalos correctamente. Para esto necesitas recordar dos reglas simples.

En primer lugar, a los hombres no les gustan y no entienden las pistas. Si una mujer quiere recibir un regalo específico, entonces es mejor decirlo directamente, pero de forma moderada. Para esta situación, la frase "Amo esas cosas tan bien. ¿Cómo podría estar contento de recibir este artículo como regalo de tu".

En segundo lugar, debe aceptar el regalo con alegría y sentimientos de sincera gratitud. Cualquier palabra de deleite y admiración será apropiada aquí: "¡Qué cosa tan hermosa!" "¡Cuánto tiempo he deseado tal cosa!" "¡Qué bueno obtener tal cosa de ti!" "Estoy tan feliz, ¡finalmente tengo lo que soñé por tanto tiempo!" "Tienes un gusto excelente, ¡elegiste lo que amo!" Una mujer puede decir muchas más palabras cálidas de gratitud, pintadas con colores de deleite, alegría y admiración. Y el hombre definitivamente querrá darle un regalo muchas más veces.

Un buen ejemplo que explica cómo aceptar regalos.

Se le preguntó a un hombre por qué todavía le da regalos a su ex esposa. A lo que él respondió: "Ella es tan sincera, entusiasta, agradecida y emocionalmente aceptando mis regalos, que quiero cada vez más dárselos".

Loading...